Cada vez es más difícil despertarlos para que vayan al cole. Lo único que quieren (y tú también) es apagar la alarma para dormir cinco minutitos más. Los deberes son un rollo, ¿de verdad es absolutamente necesario hacer una hoja del cuaderno de mates todas las noches? La temperatura ya no ofrece la diversión del invierno: como ya no hay nieve, estas vacaciones no tienen tanta magia. Ya se empiezan a ver las primeras flores primaverales. No cabe duda de que, irremediablemente, las vacaciones de primavera están a la vuelta de la esquina, y todos estamos deseando de disfrutar de ellas.

Ya no queda nada para poder seguir disfrutando de esos cinco minutitos más, de no preocuparse por preparar la comida, de olvidarse de las extraescolares por un tiempo y de poder estar siempre con tus hijos.

Espera, espera.

ESTAR SIEMPRE. CON TUS HIJOS.

¿Qué vamos a hacer? Ya es demasiado tarde para planificar unas vacaciones y, aunque no lo fuera, ¿de verdad estás preparado para enfrentarte a preparar las maletas, viajar y correr de un lado para otro para cumplir una agenda llena de actividades?

No te preocupes, vamos a echarte una mano; tan solo necesitas algunas ideas. Una lista muy completa de actividades entre las que elegir, para que puedas disfrutar de este periodo de relax sin que haya tiempo para aburrirse.

Lo llamaremos «Actividades básicas de juego».

1. ¡Sal con ellos a la calle! Tienes razón, puede que el clima no sea perfecto y todavía haga un poco de frío, pero el aire fresco es maravilloso para ellos. Si tienes un set de juegos en el patio, todavía mejor. Invita a algunos amigos. Adelante, invita a todo el vecindario. Tirarse por el tobogán, balancearse en el columpio y escalar una estructura robusta es un programa de ejercicio integral que nunca recibirán en la clase de Educación Física. ¿Tienes un arenero? Si lo tienes, podrán jugar a que están de vacaciones en la playa.

Spring Break Get Them Outside

2. Prepara cosas ricas. O mejor todavía, anímalos a que cocinen contigo y aprendan. Dales sus propios accesorios de cocina y mira sus caras de felicidad cuando prueban el resultado.

3. Crea un acogedor escondite de interior. Si tienes la suerte de contar con uno de estos increíbles tipis, ya lo tienes casi hecho. Pero también puedes usar sábanas y almohadas para construir un fuerte en alguna habitación de la casa. A mí me gusta utilizar el comedor y enganchar las sábanas alrededor de la mesa. Alucinarás cuando veas todo lo que se llevan de sus habitaciones (peluches, libros, muñecas) para llenar la que será su casa durante el día.

4. Monta un grupo. Si puedes tolerar el ruido un tiempo, déjalos que saquen la estrella del rock o el Beethoven que llevan dentro y que compongan canciones. Dales acceso total a tu armario y asómbrate con las extravagantes vestimentas que son capaces de combinar. Si además creáis juntos una coreografía, tendréis el día hecho.

Spring Break Indoor Retreat

5. Anima al próximo Picasso. Sea cual sea el medio que elijan —pintura, tiza, colores o arcilla— en algún sitio hay una obra de arte en ciernes. Y ensuciarse es divertido, ¿verdad? Bueno, para ellos, para ti no tanto. Guarda sus expresiones artísticas en soluciones de almacenamiento inteligente como caballetes, mesas, recipientes y mucho más.

Spring Break Encourage a budding Picasso

Estas son solo algunas propuestas que puedes poner en práctica durante esta semana de tiempo libre. Ir a buscar huevos con los abuelos u otros familiares crearán recuerdos que no olvidarán, y los guardarán con tanto cariño como cuando fueron al parque de atracciones. Solo tienes que esperar a que crezcan para que se den cuenta de ello. Nadie dijo que aprender cómo criar a un niño fuera fácil, ¿verdad?